Father John Misty On Love and New Music

FJM1

Father John Misty is an intense musician. Or, at least, very complicated. The project of ex-Fleet Foxes member Josh Tillman, the second LP, I Love You, Honeybear, was just released this past Tuesday. The album takes a broad, although at times unsettling close, look at love; all in Tillman’s cynical, mostly tongue-in-cheek tone.

Josh on his new album versus his debut, Fear Fun

This album was definitely harder because I had to overcome my intense fear of being sentimental. This one is a lot more intense, a lot more vulnerable.

The album cover really articulates what the new album is. It’s an encounter with intimacy and what comes from that… what qualities manifest. Here it was a lot of jealousy and neediness. I kind of turned this woman into a sacred object instead of letting her be a human.

On “The Night Josh Tillman Came To Our Apt.”…

You have these two pretentious, misguided people. One of which is me. Obviously. It’s really important to me that this song isn’t a figurative kind of thing. No, this is about a thing that happened. What am I doing there? What did I want? Really I just wanted my narcissism and vanity fed. I wanted to be around people who didn’t demand any intimacy out of me.

On “Bored In The USA”…

If nothing else it’s a way for polite, white liberal people to point at a straw man version of the grotesque American. If you can’t see yourself in any part of that song then it’s not a good song.

On love and his wife, Emma…

Intimacy and love is not a passive, consumer experience. You have to make it for yourself.

 

 

 

 

Te presentamos Touch Preview. Una manera mejor para pre-escuchar cualquier canción, álbum, artista o lista.

This slideshow requires JavaScript.

¿Te has encontrado alguna vez navegando eternamente, entre lista y lista, buscando la música perfecta? Que si “Teen Party”, que si “Party Hits”… ¿Cómo decidir qué lista es mejor sin escucharlas?

Bien, te traemos buenas noticias. Ahora, con Touch Preview, puedes rápidamente hacerte una idea de cualquier lista, canción, álbum o artista antes de darle al play. Sólo mantén tu dedo pegado a la pantalla unos segundos e inmediatamente escucharás la música comenzar.

Y ahora puedes también guardar las canciones que te gusten en Tu Música con un barrido rápido a la izquierda. Crear tu colección de canciones favoritas no fue nunca tan fácil ni rápido.

Esto significa menos tiempo buscando la música perfecta, y más tiempo escuchando realmente la que te interesa.

¡Y por cierto, mira aquí un video bien majo que hemos hecho para explicártelo!

Las dos funcionalidades, Touch Preview y barrido con el dedo, están disponibles a los usuarios de iOS desde hoy, y pronto las agregaremos también a otras plataformas.

 

Spotify se tiñe de negro en su nuevo look para Windows Phone

This slideshow requires JavaScript.

Hoy presentamos a los usuarios de Windows Phone el mejor look de Spotify. Con una línea más oscura, una tipografía fresca y la iconografía redondeada, escuchar tu música favorita nunca había tenido tan buena pinta. Nuestro nuevo diseño hace que el acceso a tu música favorita sea más elegante que nunca. La nueva línea oscura y una interfaz refinada permite que el contenido se presente y ¡boom!, comienza la magia. Igual que ocurre en el cine cuando se apagan las luces.

Sabemos que has estado buscando nuevas maneras de organizar tu música; es por eso que hoy te ofrecemos ‘Tú Música’ para Windows Phone: te ayudará a guardar, organizar y explorar tu música favorita de la manera que quieras. Guarda álbumes y explora las estupendas carátulas, recopila tus artistas favoritas y crea playlists para cada estado de ánimo y momento. ¿Has encontrado una canción o álbum que te gusta? Simplemente guárdalo y añádelo a tu colección. Así de simple.

También te presentamos una actualización de ‘Explorar’, ofreciendo un contenido incluso más relevante y geolocalizado. Así que ya no importa si estás buscando algo para conciliar el sueño o la playlist perfecta para una noche perfecta, encontrar la música adecuada para cada momento es más fácil que nunca.

Nuestro nuevo diseño, ‘Tu Música’ y un ‘Explorar’ actualizado para todos los usuarios de Windows Phone 8 empiezan hoy.

15 millones de suscriptores

15MillionEn Spotify tuvimos un increíble 2014 y os lo debemos a vosotros. A los fans de la música que escucháis, descubrís, compartís y celebráis la música y disfrutáis de los artistas con nosotros todos los días del año.
 
Y antes de que 2014 se convirtiese en 2015, ¡llegamos a los 15 millones de suscriptores y 60 millones de usuarios activos!
 
 
Así que a medida que despega el nuevo año, os queremos dar un enorme gracias a todos vosotros. ¡No podemos esperar al año de música que tenemos por delante!
 

    

Presentamos: los Top Tracks de Tu Red

Overview

 

Uno de cada cinco escuchas en Spotify ocurre porque otro usuario la está escuchando. Cada día, millones de usuarios encuentran, descubren y comparten música en Spotify. Pero una recomendación de alguien en quien confías es algo especial.

 Así que, ¿qué ocurriría si pudieras echar un vistazo en esos momentos de descubrimiento y ver qué es lo que tus amigos han estado escuchando?

Hoy lanzamos nuevas funciones para descubrir música que harán más fácil que nunca que puedas ver lo que tus amigos han estado escuchando últimamente.

Top Tracks de Tu Red es una nueva categoría que te mostrará las canciones que más escuchan los amigos a los que sigues. Cuanto más popular sea una canción entre tus amigos, se encontrará más arriba en la categoría. La lista se actualizará diariamente, y la podrás encontrar en la sección Explorar, bajo la sección “Lista social”. También podrás ver una lista con la gente que está escuchando ese tema junto a los detalles de la canción.

Ahora, cuando vayas a un artista o álbum, verás quién lo ha escuchado. ¡Es una manera genial de descubrir con qué amigos compartes tus gustos de música!

Top Tracks de Tu Red se activa hoy en iOS y en las plataformas Android, y pronto se activará en tu versión de escritorio.

¡Bienvenidos Rammstein!

Rammstein_Spanish_730x400

Spotify da  la bienvenida al grupo alemán Rammstein con seis álbumes exclusivos que no dejarán de sorprenderte. Y para entrar un poco en calor, te dejamos también algunas curiosidades sobre el controvertido grupo rockero.

  1. La banda surgió en la escena punk de la Alemania del Este.
  2. Su nombre refiere a una ciudad alemana conocida por una tragedia aérea en la que 70 personas perdieron la vida en 1988.
  3. Ellos mismos dijeron “Todo lo que queremos hacer es entretener. Con lanzallamas”.
  4. Durante los conciertos en vivo de “Bück Dich” (‘Inclínate’), el cantante Till Lindemann se bajaba los pantalones para sacar un consolador enorme con el cual rociar líquido blando a la primera fila.
  5. Son tan únicos y genuinos como los también alemanes: Kraftwerk, Neu! y Einstürzende Neubauten.
  6. El sencillo debut de Rammstein, “Du Riechst So Gut” (‘Hueles tan bien’), apareció en un CD perfumado.
  7. Cuando tocaron en el Madison Square Garden de Nueva York, las entradas se agotaron en tan sólo treinta minutos.
  8. En otra de las ingeniosas actuaciones de Lindemann sobre el escenario, apareció con un abrigo de metal de más de 60 kilos, cubierto por una pasta inflamable para prender en llamas en pleno concierto.
  9. El famoso director David Lynch puso dos canciones de Rammstein en su película “Lost Highway”.
  10. Son el único grupo de habla alemana que ha penetrado en el mercado estadounidense.
  11. La canción “Mein Teil” (‘Mi parte’) trata del caso de un caníbal alemán que publicó un anuncio en el que pedía un voluntario para ser asesinar y comer.
  12. Fueron nominados a Mejor Interpretación de Metal en los premios Grammy en 1999 y 2006.
  13. El ex-director de su discográfica los describió como “puro teatro para la generación del milenio: tecno-metalero con elementos sadomasoquistas extraños …”
  14. “Sorprendentemente” el lema del grupo es “haz lo que quieras – ¡y llévalo a los límites!”
  15. El tecladista del grupo, Flake, dijo: “Nos gusta el público que sea capaz de lidiar con nuestra música”

Y tú, ¿te atreves

Pon tu música en tu trayecto.

USPO_press_V03_a

¡Tenemos una noticia genial para todos! Hemos unido fuerzas con nuestros amigos de Uber para que tú puedas elegir la banda sonora de tus desplazamientos.

Así, al solicitar un coche, podrás elegir la música que quieres oír en el trayecto. Cuando te subas, serán tus canciones las que salgan por los altavoces.

Entonces, ¿cómo funciona?

 

2. Solicita un trayecto en la app de Uber. Si el coche que viene a buscarte tiene acceso a Spotify, en la parte de abajo de la app de Uber aparecerá una barra que te lo indica.
3. Pulsa la barra y selecciona música de nuestras playlists ya hechas o de las tuyas o busca algo nuevo.
4. Si quieres, durante el recorrido hasta tu destino, puedes controlar la música desde tu app de Uber o de Spotify sin necesidad de cables.
5. Acomódate y disfruta de la banda sonora de tu viaje.

La integración Spotify-Uber se lanzará en coches con acceso a Spotify el 21 de noviembre en 10 ciudades de todo el mundo: Londres, Los Ángeles, Ciudad de México, Nashville, Nueva York, San Francisco, Singapur, Estocolmo, Toronto y Sídney. El despliegue global se realizará durante las siguientes semanas.

Para terminar, y para celebrarlo, damos a los fans la oportunidad de conectar con algunos de sus artistas favoritos, como Diplo, Andrew W.K. y Jake Owen. ¡No nos pierdas de vista y pronto iremos dando más detalles!

 

$2 Billion and Counting

- A blog post written by Daniel Ek (@eldsjal)

Taylor Swift is absolutely right: music is art, art has real value, and artists deserve to be paid for it. We started Spotify because we love music and piracy was killing it. So all the talk swirling around lately about how Spotify is making money on the backs of artists upsets me big time. Our whole reason for existence is to help fans find music and help artists connect with fans through a platform that protects them from piracy and pays them for their amazing work. Quincy Jones posted on Facebook that “Spotify is not the enemy; piracy is the enemy”. You know why? Two numbers: Zero and Two Billion. Piracy doesn’t pay artists a penny – nothing, zilch, zero. Spotify has paid more than two billion dollars to labels, publishers and collecting societies for distribution to songwriters and recording artists. A billion dollars from the time we started Spotify in 2008 to last year and another billion dollars since then. And that’s two billion dollars’ worth of listening that would have happened with zero or little compensation to artists and songwriters through piracy or practically equivalent services if there was no Spotify – we’re working day and night to recover money for artists and the music business that piracy was stealing away.

When I hear stories about artists and songwriters who say they’ve seen little or no money from streaming and are naturally angry and frustrated, I’m really frustrated too. The music industry is changing – and we’re proud of our part in that change – but lots of problems that have plagued the industry since its inception continue to exist. As I said, we’ve already paid more than $2 billion in royalties to the music industry and if that money is not flowing to the creative community in a timely and transparent way, that’s a big problem. We will do anything we can to work with the industry to increase transparency, improve speed of payments, and give artists the opportunity to promote themselves and connect with fans – that’s our responsibility as a leader in this industry; and it’s the right thing to do.

We’re trying to build a new music economy that works for artists in a way the music industry never has before. And it is working – Spotify is the single biggest driver of growth in the music industry, the number one source of increasing revenue, and the first or second biggest source of overall music revenue in many places. Those are facts. But there are at least three big misconceptions out there about how we work, how much we pay, and what we mean for the future of music and the artists who create it. Let’s take a look at them.

Myth number one: free music for fans means artists don’t get paid. On Spotify, nothing could be further from the truth. Not all free music is created equal – on Spotify, free music is supported by ads, and we pay for every play. Until we launched Spotify, there were two economic models for streaming services: all free or all paid, never together, and both models had a fatal flaw. The paid-only services never took off (despite spending hundreds of millions of dollars on marketing), because users were being asked to pay for something that they were already getting for free on piracy sites. The free services, which scaled massively, paid next to nothing back to artists and labels, and were often just a step away from piracy, implemented without regard to licensing, and they offered no path to convert all their free users into paying customers. Paid provided monetization without scale, free reached scale without monetization, and neither produced anywhere near enough money to replace the ongoing decline in music industry revenue.

We had a different idea. We believed that a blended option – or ‘freemium’ model – would build scale and monetization together, ultimately creating a new music economy that gives fans access to the music they love and pays artists fairly for their amazing work. Why link free and paid? Because the hardest thing about selling a music subscription is that most of our competition comes from the tons of free music available just about everywhere. Today, people listen to music in a wide variety of ways, but by far the three most popular ways are radio, YouTube, and piracy – all free. Here’s the overwhelming, undeniable, inescapable bottom line: the vast majority of music listening is unpaid. If we want to drive people to pay for music, we have to compete with free to get their attention in the first place.

So our theory was simple – offer a terrific free tier, supported by advertising, as a starting point to attract fans and get them in the door. And unlike other free music options – from piracy to YouTube to SoundCloud – we pay artists and rights holders every time a song is played on our free service. But it’s not as flexible or uninterrupted as Premium. If you’ve ever used Spotify’s free service on mobile, you know what I mean – just like radio, you can pick the kind of music you want to hear but can’t control the specific song that’s being played, or what gets played next, and you have to listen to ads. We believed that as fans invested in Spotify with time, listening to their favorite music, discovering new music and sharing it with their friends, they would eventually want the full freedom offered by our premium tier, and they’d be willing to pay for it.

We were right. Our free service drives our paid service. Today we have more than 50 million active users of whom 12.5 million are subscribers each paying $120 per year. That’s three times more than the average paying music consumer spent in the past. What’s more, the majority of these paying users are under the age of 27, fans who grew up with piracy and never expected to pay for music. But here’s the key fact: more than 80% of our subscribers started as free users. If you take away only one thing, it should be this: No free, no paid, no two billion dollars.

Myth number two: Spotify pays, but it pays so little per play nobody could ever earn a living from it. First of all, let’s be clear about what a single stream – or listen – is: it’s one person playing one song one time. So people throw around a lot of stream counts that seem big and then tell you they’re associated with payouts that sound small. But let’s look at what those counts really represent. If a song has been listened to 500 thousand times on Spotify, that’s the same as it having been played one time on a U.S. radio station with a moderate sized audience of 500 thousand people. Which would pay the recording artist precisely … nothing at all. But the equivalent of that one play and its 500 thousand listens on Spotify would pay out between three and four thousand dollars. The Spotify equivalent of ten plays on that radio station – once a day for a week and a half – would be worth thirty to forty thousand dollars.

Now, let’s look at a hit single, say Hozier’s ‘Take Me To Church’. In the months since that song was released, it’s been listened to enough times to generate hundreds of thousands of dollars for his label and publisher. At our current size, payouts for a top artist like Taylor Swift (before she pulled her catalog) are on track to exceed $6 million a year, and that’s only growing – we expect that number to double again in a year. Any way you cut it, one thing is clear – we’re paying an enormous amount of money to labels and publishers for distribution to artists and songwriters, and significantly more than any other streaming service.

Myth number three: Spotify hurts sales, both download and physical. This is classic correlation without causation – people see that downloads are down and streaming is up, so they assume the latter is causing the former. Except the whole correlation falls apart when you realize a simple fact: downloads are dropping just as quickly in markets where Spotify doesn’t exist. Canada is a great example, because it has a mature music market very similar to the US. Spotify launched in Canada a few weeks ago. In the first half of 2014, downloads declined just as dramatically in Canada – without Spotify – as they did everywhere else. If Spotify is cannibalising downloads, who’s cannibalising Canada?

By the same token, we’ve got a great list of artists who promoted their new releases on Spotify and had terrific sales and lots of streaming too – like Ed Sheeran, Ariana Grande, Lana Del Rey and alt-J. Artists from Daft Punk to Calvin Harris to Eminem had number ones and were on Spotify at the same time too.

Which brings us back to Taylor Swift. She sold more than 1.2 million copies of 1989 in the US in its first week, and that’s awesome. We hope she sells a lot more because she’s an exceptional artist producing great music. In the old days, multiple artists sold multiple millions every year. That just doesn’t happen any more; people’s listening habits have changed – and they’re not going to change back. You can’t look at Spotify in isolation – even though Taylor can pull her music off Spotify (where we license and pay for every song we’ve ever played), her songs are all over services and sites like YouTube and Soundcloud, where people can listen all they want for free. To say nothing of the fans who will just turn back to pirate services like Grooveshark. And sure enough, if you looked at the top spot on The Pirate Bay last week, there was 1989

Here’s the thing I really want artists to understand: Our interests are totally aligned with yours. Even if you don’t believe that’s our goal, look at our business. Our whole business is to maximize the value of your music. We don’t use music to drive sales of hardware or software. We use music to get people to pay for music. The more we grow, the more we’ll pay you. We’re going to be transparent about it all the way through. And we have a big team of your fellow artists here because if you think we haven’t done well enough, we want to know, and we want to do better. None of that is ever going to change.

We’re getting fans to pay for music again. We’re connecting artists to fans they would never have otherwise found, and we’re paying them for every single listen. We’re not just streaming, we’re mainstreaming now, and that’s good for music makers and music lovers around the world. 

 

 

Godzilla: la Historia detrás de la Banda Sonora

Godzilla

Unos pocos minutos antes de la premiere de Godzilla en Le Grand Rex de París, conseguimos hablar un rato con las personas detrás del monstruo…

El director de Godzilla, Gareth Edwards, fue el artífice del guión, director y artista de efectos especiales del clásico indie de 2010, Monsters. El compositor de la música de la película, Alexandre Desplat, ha creado música para películas como las de Wes Anderson: El Gran Hotel Budapest Moonrise Kingdom, las aclamadas por la crítica Monuments Men y Philomena, y taquillazos como La Saga Crepúsculo: Luna Nueva y Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Partes 1 y 2).

¿Cuándo escuchasteis por primera vez el uno sobre el trabajo del otro?

Gareth: Estoy seguro de que ya había escuchado el trabajo de Alexandre bastante antes sin darme cuenta de quién era…

Alexandre: ¡Desafortunadamente!

Gareth: Pero creo que lo que más atrajo mi atención fue la banda sonora de Reencarnación. Yo era un gran fan de Jonathan Glazer, él hizo esa película. Yo fui a ver la película y ahí estaba, sentado, y pensando: “esta música es alucinante”. Así que compré la banda sonora y básicamente la estuve escuchando en modo repetición durante semanas. A la vez, por entonces estaba intentando pensar en un tema para mi primera película, así que escuché la música de Alexandre para concebir Monsters, que es la película que hice antes de esta. En realidad utilicé la banda sonora como guía para esta película. ¿Nunca te lo había contado?

Alexandre: ¡No!

Gareth: Bueno, pues usamos la música temporalmente. Nunca había esperado llegar a trabajar con él.

Alexandre: Yo había escuchado sobre Monsters, pero no la había visto cuando salió al cine. Después la vi en vídeo, desafortunadamente no en cine, y me impactó el… (a Gareth) ¡no me escuches! Me impactó su sensibilidad; la manera en la que no solo transportaba a la audiencia en la historia de sus personajes para que lo siguieran, sino también la manera en la que era capaz de mostrar este gran enfoque… algo que probaba unos conocimientos muy amplios de cómo rodar, de manera perfecta, con gran talento y gran facilidad. Y sabía que esta película se había hecho con poco dinero, y eso era realmente alucinante porque su calidad e inteligencia eran realmente especiales. Eso es lo que me decidió a querer hacer Godzilla, porque vi Monsters, ¡y sabía que había mucho talento detrás!

Alexandre, ¿cuál ha sido la mayor diferencia entre trabajar en Godzilla con respecto a otros proyectos previos?

Alexandre: Bueno, es la primera película de monstruos que he hecho, así que esa es la razón por la que quería hacer esta película. Me encanta partir de algo muy íntimo, como en Philomena, El Discurso de Rey o en De Óxido y Hueso, y luego de pronto tener a una orquesta de 110 músicos delante de mí y hacerla sonar como nunca antes. Musicalmente, es algo muy ilusionante, porque hay mucha música que componer, cosa que es difícil, así que ya sabes que vas a sufrir, porque es complicado. Pero sabes que después de este viaje de sufrimiento, puedes llegar a ser mejor en lo que haces. Quizá no una mejor persona, ¡pero sí mejor en lo que haces, al menos!

Cuando pensamos en Godzilla, puede que pensemos que querríamos hacer la música grandiosa, con muchos instrumentos… ¿pero quizá fue algo más desafiante, no?

Alexandre: Creo que el gusto de Gareth está más inclinado a músicas más clásicas que electrónicas. Hoy hay muchas películas con mucha electrónica y me sonaba un poco obvio hacer una partitura electrónica para Godzilla. También creo que si Gareth me llamó es porque le gusta que utilizo instrumentos reales. Para competir con la electrónica y el impacto que tiene, tuvimos que conseguir una gran orquesta. Una orquesta de 110 músicos es realmente grande, con doble número de trompas, de trombones, enormes secciones de cuerdas, etc. Creo que al final esto te permite tener un impacto eléctrico y energía, y en ciertos momentos, algo más íntimo y calmado, más sensible. Con la electrónica no es fácil hacer esto.

Gareth: Alexandre dice esto pero se está callando algo… Vale, no voy a desvelaros nada, pero en momentos concretos, creo que el genio de lo que hace es como… Por ejemplo, hay un momento, el descubrimiento del enorme Godzilla. El filme entero se construye en torno a este punto, y creo que cualquier compositor se decantaría por hacer algo enorme y se volvería loco, ¡incluso era lo que yo mismo esperaba! Pero sin embargo todo lo que escuchas en ese momento es a un piano hacer “buuum… buuum…”. Y era tan opuesto a lo que cualquiera esperaría que a todo el mundo le encantó. Así que hay solo silencio y piano. Es uno de los momentos más efectistas de la película. La película está llena de decisiones como esta, y creo que es por esto que es tan interesante, porque hay un espíritu rebelde, independiente de la película que yo quería destacar, y Alexandre está repleto de este tipo de ideas.

Alexandre: Y Gareth estaba dispuesto a escucharlo, lo que no es siempre el caso. A veces aportas este tipo de ideas y algunos directores sencillamente no las quieren.

Gareth: ¡Somos una sociedad mutua de apoyo!

¿Qué tipo de música os gusta?

Alexandre: Por supuesto, a los dos nos gustan las bandas sonoras de John Williams. Creo que ha tenido un impacto en la mente de todos.

Gareth: Yo he visto tantas películas de Spielberg que posiblemente me parezca un poco a Spielberg en la película. No lo puedo evitar. Creo que la película para mí es una especie de gran letra de amor a Steven Spielberg y ese tipo de películas. Y está lleno de pequeños homenajes que he robado de diferentes películas. Recuerdo cuando un poco de la banda sonora de E.T. se coló en la banda sonora, fue de manera consciente. Luego tuvimos que decidir: ¿lo quitamos o no?

Alexandre: John Williams ha sido realmente influyente en mi generación, de gente de 25 a 32…

Gareth: ¡Yo tengo 38!

Alexandre: ¡¿No tienes 30?! ¡Me mentiste!

10 Millones de Suscriptores

Hoy estamos felices de anunciar un logro muy especial – ¡Ahora tenemos 10 millones de suscriptores de paga y más de 40 millones de usuarios activos en 56 países! Wow – estamos infinitamente agradecidos con los miles de artistas y los millones de fans de la música de todo el mundo que nos han ayudado a llegar hasta aquí. Para celebrarlo hemos creado esta divertida infografía para todos ustedes. ¡Gracias por todo!10 MILLION