The Temper Trap

Hola, Temper Trap, ¿qué tal estamos?
Lorenzo Sillitto: ¡Muy bien, gracias! En medio de un viajecito de prensa de tres semanas…
Dougy Mandagi: Llevamos con lo de la prensa las últimas tres semanas y esta noche nos vamos a París.

¿Y os vais a tomar un descanso antes de hacer otra cosa?
Joseph Greer: ¡No! Dougy sale para Cuba para terminar un vídeo mañana y el lunes empezamos a ensayar para la gira.

Que, por lo que veo, empieza en el Reino Unido, en Cornualles. ¿Es por la costa y el surf?
LS: No, simplemente nunca habíamos estado allí.
JG: Y nos han contado que no se come nada mal…

Eso nos gusta a todos, ¿no?
DM: Pues a nosotros por lo menos sí.

Vuestro nuevo álbum, The Temper Trap, lo escribisteis inmediatamente al terminar la gira de dos años del anterior. ¿Podéis escribir en la carretera?
LS: Solo una canción; de hecho escribimos mucho mejor en el estudio.
JG: Nos gusta trabajar sin interrupciones. No se puede hacer canciones en pruebas de sonido o cuando se supone que tenemos que estar haciendo otra cosa.
DM: Estar de gira te hace mejor músico porque absorbes muchísimas experiencias nuevas, pero nos gusta estar en el estudio cuando toca trabajar sobre estas experiencias. Básicamente, nos gusta estar rodeados de nuestras cosas.

Los primeros dos temas que hemos escuchado son muy diferentes uno de otro. Rabbit Hole es tirando a suave, mientras que Need Your Love no tira a suave para nada.
JG: ¡Ja ja! Pues… Rabbit Hole tiene ya cuatro años. No llegó a entrar en el último álbum, así que en cierto modo es cómo éramos.
DM: Mientras que Need Your Love es definitivamente cómo somos ahora.

¿Por qué sacasteis el single primero en Spotify?
LS: Nos pareció una forma genial de volver a atraer el interés de la gente. Este single expone las dos caras de quiénes somos; es una puerta de entrada para la gente.
JG: Muchas veces nos dicen que han oído nuestra música en Spotify o en películas o en la tele. Es estupendo que haya estas formas nuevas de que se oiga nuestra música.
DM: Ahora todos los grupos necesitan formas alternativas de llegar a la gente; ahora no se trata solo de vender discos, así que el que nuestra música esté en una película o en Spotify es una forma fresca de darnos a descubrir.

¿Qué deberían saber los fans de Temper Trap acerca de este segundo álbum?
LS: Deberían saber que nos metimos en él con la pizarra completamente en blanco.
JG: Lo único que de verdad sabíamos es que queríamos escribir las mejores canciones de que éramos capaces.

¿Tenéis cada uno una canción favorita?
LS: Para mí es Leaving Heartbreak Hotel. Dougy monta unas capas vocales alucinantes y están todas las partes de guitarra entrelazadas unas con otras. También me encanta cómo crece a partir de un inicio mínimo estilo electro.
JG: A mí me encanta The Sea Is Calling. La letra me dice mucho. Es una de esas canciones que puedes relacionar con tu propia vida, pero que tienen también impacto en cualquier persona.
DM: Yo elegiría Dreams. Tiene un montón de capas diferentes de armonías y bordones y monotonía, es hipnotizante. La gente asocia la monotonía con cosas aburridas, pero es algo bueno. Dreams es un poco shoegazing, cosa que a mí nunca me fue demasiado, pero es que lo es.

Como músicos profesionales, ¿sabéis cuál es el disco más grande de la historia?
LS: Yo votaría por el All Things Must Pass de George Harrison. Tiene tanto para disfrutar…
JG: El que me encanta a mí ahora es Murder Ballads de Nick Cave and the Bad Seeds. Las canciones e historias son de lo más crudo y genial; es un disco que afecta.
DM: Yo tengo que decir que el primer álbum de los Strokes. Cuando salió lo escuché continuamente durante año y medio y nunca me aburrió. Es un orgasmo para los oídos, ¡un oídorgasmo! Lo escuché una y otra vez y las canciones son breves y es imposible aburrirte.